Escuela de madres y padres

La vida empieza con las madres y los padres

La vida empieza con las madres y los padres, y es así como queremos empezar esta Escuela de Vida, ofreciendo un espacio a madres y padres.

La vida también tiene un orden, sabio y firme y cuando este orden se altera surgen los conflictos, que son oportunidades para aprender y crecer, restableciendo la orden. Estos movimientos son la base de la metodología sistémica y es desde esta mirada sobre las relaciones, con nosotros, los otros y nuestro entorno, donde crearemos espacios en la naturaleza y entre caballos, para aprender a vivir con más conciencia y mayor capacidad para fluir con los acontecimientos que nos proporciona vivir.

 

Los conflictos resueltos por las madres y padres, ya no los tienen que resolver las hijas e hijos. El trabajo apoya al presente y el futuro de la descendencia.

 

Conocer la metodología sistémica es andar a favor de la vida y entender nuestras relaciones bajo una mirada más amplia e integradora, sin juicios ni exclusiones.

 

Proponemos fines de semana para conocer y disfrutar de la metodología sistémica.

No pretendemos ser una escuela para madres y padres, sino una Escuela de Vida.

 

  • Qué es la metodología sistémica?

  • En que nos puede ayudar?

  • Como mirar de nuevo las relaciones de pareja.

  • Como mirar de nuevo las relaciones con las hijas y los hijos.

  • Como mirar de nuevo las relaciones de las madres y padres con sus progenitores.

Adolescencia

Cuando las hijas y los hijos buscan fuera de la familia su identidad

 

La adolescencia, más allá de la maduración física y sexual, incluye la transición hacia la independencia social y económica, el desarrollo de la identidad y la adquisición de las aptitudes necesarias para establecer relaciones sanas. También es una etapa de riesgos, de la investigación de experiencias fuera del núcleo familiar.

 

Les ofrecemos un espacio, en la naturaleza y entre caballos, para escuchar su voz.

 

Con diferentes ejercicios y propuestas de relación con caballos podemos aprender muchas de las competencias emocionales necesarias para la vida: autoconocimiento, confianza, respeto, gestión del espacio, límites, regulación emocional, liderazgo, empatía y otras complementarias.

QUIERES RECIBIR NOVEDADES DE LA FUNDACIÓN?

Subscríbete a nuestro boletín de noticias

FUNDACIÓ MIRANDA

CONTACTO

COLABORA

REDES SOCIALES

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram