UA-189805586-1
 

SHERPA

Llegada de las montañas

La Sherpa es una yegua que no ha sufrido maltrato. Llegó junto con su madre y sus dos hermanas, del Proyecto amigo Equilivre Francia, donde vivían en libertad y en rebaño desde su nacimiento. Nuestro propósito llevándolas, era introducir energía de salud y referentes de vida en libertad a los grupos de caballos rescatados y recuperados por la Fundación.


Y así lo hicieron. Como una mancha de aceite que se extiende, la Sherpa y su pequeña familia se integraron plenamente y progresivamente. Eligieron diferentes grupos de nuestra constelación de caballos para seguir su vida en libertad. Era su momento para emanciparse y crear nuevos vínculos, y lo aprovechamos para inocular la esencia de la libertad, y la supervivencia en el medio natural a los caballos que llegaban de una vida rota por el humano.


La naturaleza tiende al equilibrio, y eso nos aportó a los rebaños, la presencia de las cuatro yeguas "salvajes" con el espíritu libre e independiente.


Su inteligencia para buscar recursos, soluciones, su iniciativa ... Un modelo a seguir para caballos a quien el hombre había robado la esencia.


La Sherpa, pese a no haber sido maltratada, y ser una yegua muy joven. Ha tenido ya una vida llena de aprendizaje y momentos difíciles, como el de la pérdida de su hijo, el gran CADÍ, que murió por un error veterinario, otoño de 2019 y al que echamos de menos. A veces parece que su noble presencia de aspecto tímido, corazón salvaje y gran belleza, acompaña su madre y su rebaño con la elegancia de un príncipe y la dulzura de un vínculo eterno!


La Sherpa ha emparentado y ha tejido vínculos sólidos y familiares con el grupo de la Gaia. Actualmente y en ausencia de dos yeguas puntales de este grupo, la Gaia y la Kashmir que son temporalmente en el espacio de recuperación, ha decidido volver al grupo de una de sus hermanas, la Pico en Cielo.


Vínculos incondicionales, plasticidad y adaptación!