CORRÓ

Ser único y singular

Corró es el único mulo de la fundación.

 

Cuando llegó nadie se podía acercar. Era tímido, prudente, no parecía tener ganas de contacto con las personas. Muy sensible. Enseguida eligió hacerse el compañero inseparable de  TROIA, y no nos extraña! Son una pareja dulce e intrépida. En Miranda, Corró ha aprendido que puede confiar!


La transformación es total: no hace ni un año, él y la pequeña Troia no osaban salir de los caminos y ahora , se adentran solos en la frondosidad del bosque con seguridad. De vez en cuando bajan de las cumbres en busca de los otros burros y pacen juntos unos días. Días de FIESTA!


No hay fidelidad más tierna que la del Corró, sólo comparable a la de Calaf con su queridísima Fada.